Mi línea de vida

yo

Para comenzar, nací el 5 de abril de 1997. A los 6 años comencé la Educación Primaria en el CEIP Nicolás Aguiar Jiménez, teniendo una infancia bonita, llena de buenos profesores/as, que me apoyaban y me iban guiando, enseñándome lo que era la educación y dándome la posibilidad de tener  diferentes pensamientos e ideas, adquirir valores, ser creativa… Creo que esta etapa ha influido en la elección de esta carrera, ya que era la única niña de mi clase que no iba a clases de religión y entonces, me ponían en las Aulas en Clave, con varios niños y niñas, entre ellas Beatriz, que tienen diversidad funcional y cognitiva, y el estar con ellos/as, hacía que me entrara la curiosidad de: ¿por qué son distintos/as a mí? ¿por qué  hacen las cosas diferentes? Y ahí comencé a darme cuenta de que era algo que me gustaba y que a lo mejor algún día podría llegar a estudiar algo que me pudiera contestar aquellas preguntas.

A la edad de los 8 años, comencé a practicar voleibol en el Club Voleibol Guía, un deporte que sigo realizando actualmente y del que sigo aprendiendo. Destaco este deporte, porque ha marcado una gran etapa en mi vida, ya que me ha enseñado lo que es el compañerismo, la competitividad, el confiar en las otras personas, en ser un equipo, en respetar, en superarme día a día. Es un deporte que además, me ha aportado vivencias y experiencias como en 2010, que fuimos Campeonas de Canarias en Tenerife y séptimas de España en Asturias. Aparte de realizar el deporte como jugadora, también soy entrenadora desde 2012, al principio entrenaba a niños/as entre los 6-9 años, y entre esos/as niños/as, se encontraba Carmen, una niña con diversidad funcional y cognitiva, que me enseñó que todos somos capaces adaptando las actividades a cada persona. Actualmente, sigo entrenando, pero entreno a niñas de 14 a 16 años.

Por otro lado, la ESO la realizo en el IES Guía al igual que el Bachillerato de Humanidades, donde he tenido y he conocido compañeros/as muy trabajadores/as y estudiosos/as, que incluso a día de hoy seguimos manteniendo relación. También he de destacar esta etapa, pues fue en la que tras realizar la PAU, pude entrar en la carrera que siempre he querido, para ser una futura educadora social.

Por último, destacar una nueva etapa para mí, la llegada a la Universidad y la realización del Grado en Educación Social, donde  actualmente estoy en el 2º curso. Es una carrera que me enriquece y me enseña los conocimientos, técnicas, habilidades, etc. Que necesitaré en el futuro para cuando sea oficialmente un educadora social.